Conéctate para seguir esto  
Seguidores 0
javitor52x

El cohete 'Falcon 9' de SpaceX consigue regresar a la Tierra, pero estalla en el último momento

1 mensaje en este tema

El cohete Falcon 9, de SpaceX, posándose en la plataforma flotante, justo antes de estallar. (ELON MUSK / INSTAGRAM) Los cohetes de SpaceX ya lograron el logro histórico de posarse en tierra tras salir al espacio, pero hasta ahora sólo se ha logrado en tierra firme. El último cohete, el Falcon 9, logró posarse sobre una plataforma flotante, pero una de sus patas falló, haciendo que volcara y estallara. Los cohetes reutilizables suponen un enorme abaratamiento de los traslados de material y satélites al espacio.

thumb?url=http%3A%2F%2Fcdn.20m.es%2Fimg2
La empresa aeroespacial SpaceX sigue desarrollando su programa de cohetes espaciales reutilizables, lo que haría mucho más económicos los viajes espaciales y los traslados de material y puesta en órbita de satélites. El pasado diciembre, y después de varios intentos fallidos, la empresa ya consiguió que uno de sus cohetes, el Falcon 9, saliera de la atmósfera para poner en órbita varios pequeños satélites y regresara en buenas condiciones, aterrizando de forma vertical y sin daños. Sin embargo, aquel aterrizaje se hizo en tierra firme, pero la pretensión de la compañía es que los cohetes se posen sobre plataformas flotantes ya que esto reduce también las distancias que han de recorrer los cohetes y facilita las trayectorias de reingreso en la atmósfera, al ser estas plataformas móviles no tripuladas. El último intento de SpaceX, que lidera el estadounidense Elon Musk, fue casi un éxito. El Falcon 9 (1.1) consiguió poner en órbita el satélite europeo-estadounidense Jasón 3, de 550 kilos de peso y después consiguió posarse en una plataforma en medio del mar. Sin embargo, en el último momento una de sus patas falló, provocando que cayera sobre un costado y explotara debido al combustible y otros materiales inflamables de su interior. El propio director de la compañía ha sido el que ha publicado el espectacular vídeo del momento en el que el cohete se posa y posteriormente estalla, aunque en cualquier caso, supone todo un hito en la historia aerospacial. Musk explica que el fallo en una de las patas, en la que no se activó el sistema de bloqueo, pudo deberse a una acumulación de hielo provocada por la condensación de la intensa niebla que había en el lugar del despegue en el momento del lanzamiento. 

Un cohete de estas características tiene un coste cercano a los 15 millones de dólares, mientras que reutilizarlo sólo costaría alrededor de 200.000, por lo que abarataría enormemente los costes de transporte al espacio.
 



 

Compartir este mensaje


Enlace a mensaje
Compartir con otras webs

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Necesitas ser usuario para poder dejar un comentario

Crear una cuenta

Registrarse para una nueva cuenta en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


Registrar una nueva cuenta

Conectarse

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.


Conéctate ahora
Conéctate para seguir esto  
Seguidores 0